Onicomicosis.Revisión Bibliográfica

Definición: Las micosis que mas frecuentemente afectan las uñas de las manos y de los pies son provocadas por levaduras denominados dermatófitos. Hay dos tipos: La distal subungueale y la superficial blanca.
Los síntomas son: La uña se despega del lecho, aparecen manchas amarillo blanquecinas de aspecto cremoso. Con el tiempo puede aparecer un pigmento verdoso fruto de la sobre colonización bacteriana. La base de la uña se enrojece y es dolorosa. Puede efectivamente aparecer primero en una uña y después extenderse a las demás. Y el trabajo en ambientes húmedos puede favorecer la cronificación del proceso.

Consejos y prevención: Ante todo mantener una higiene rigurosa con la finalidad de evitar la proliferación de hongos y bacterias. Lavarse las manos y los pies como mínimo 2 veces al día y secarlos adecuadamente. Es conveniente utilizar calzados y calcetines apropiados que faciliten la transpiración y ventilación adecuadas y cambiarlos a menudo evitando así excesos de sudoración y humedad de los pies. Realizar una manicura al menos una vez a la semana, esta, proporcionará una vigilancia adecuada de las uñas permitiendo corregir deformidades y mejorar su apariencia. Un remedio eficaz para evitar la proliferación del hongo, calmar los picores y evitar que se extienda a otras uñas, consiste en rallar un diente de ajo en dos cucharadas de zumo de limón. Mediante un algodón empapado con la mezcla, mojar las uñas y dejar que se vaya secando.

Diagnóstico: El método diagnóstico mas fiable empleado es el cultivo del polvo que se extrae tras cortar una sección amplia de la uña, este método permite conocer con exactitud el tipo de hongo y a que tratamiento es mas sensible, el único inconveniente que se tarda 1 mes en conocer el resultado. Recuerde que para obtener un buen tratamiento es imprescindible un diagnóstico correcto. Sin embargo, el cultivo es positivo sólo entre el 50 y 55% de las uñas en las que se observaban hongos por microscopia, así que la histología es muy útil para demostrar la infección por hongos en los casos en que los cultivos han sido negativos.

Tratamiento: El tratamiento se compondría de varias líneas. La primera se compone de la combinación de un tratamiento tópico y un tratamiento oral antifúngico de larga duración unos 2 meses como mínimo.

La estrategia más eficaz para el tratamiento tópico de micosis ungueales es tratar primero con azoles o ácido undecenoico y usar alilaminas sólo si estos fracasan. Solo tras hacer este tratamiento y lo más importante cumplirlo correctamente existe una segunda línea. Esta se basa en la extirpación quirúrgica de la uña, solo se reserva para casos muy rebeldes y se practica según el dermatólogo que le atienda y bajo anestesia local. Cuando se ha extirpado la totalidad de la uña, hay pocas probabilidades a que salga una uña nueva, solo si se conserva la matriz ungueal la uña volverá a crecer en un proceso lento de meses de evolución.

En conclusiones: Según estudios que se llevaran a cabo en servicios de dermatología en hospitales de diversos países, resulta que el tratamiento quirúrgico seguido de la aplicación tópica de zeolita esterilizada al 100 % utilizado en pacientes, ofrece mayor porcentaje de curación, disminuye considerablemente el tiempo de curación y de tratamiento, así como el costo promedio por paciente, que otros tratamientos empleados hasta la fecha, y no se reportaron recaídas.

En individuos que sufren de diabetes, deben controlar y revisar diariamente sus uñas, para que estos hongos no se conviertan en infecciones muy graves. Consulte a su médico si nota cualquier cosa anormal: Engrosamiento de la uña, cambio en el color o dolor que no ceda.

Images and Videos

Case Comments:

  • No comments yet